El voluntariado: una forma de construir una nueva sociedad

Y finalmente terminamos con la última cuarta sesión.

IV. Hablando de nuestra experiencia: testimonios

Bartolomé de las Casas – Voluntariado Universitario para el Desarrollo (VUD)

“… más que un voluntariado universitario, este es un voluntariado de vida… a pesar de las charlas recibidas y de tener, según mi parecer, bien claro los temas… me di cuenta que desconocía muchas cosas y que yo estaba encerrada en una burbuja al intentar simplificar lo negativo para que todo sea más fácil… en La Posada a los niños se les preparaba para la vida ya que cuando salgan tendrán mayores dificultades que afrontar… Quién recibió más, no lo sé… esto es una retroalimentación, donde nadie se va sin recibir nada a cambio… todo ganamos…” Voluntaria en Sicuani

“… Creo que para cada uno de nosotros fue una experiencia grande, conocer otras formas de vivir y ver en vivo y en directo las necesidades urgentes de los pobladores, ver sus dificultades, ver la carencia de servicios básicos, ver como el estado ahí no llega, ver como su educación no es la mejor, ver como se sobreponen a eso y siguen adelante sin resentimiento y más bien con fe, pero principalmente ver a un pueblo que luchó por lo que consideró su ideal, su sueño, durante años sin desmayar; nos permite conocer la grandeza de nuestros hermanos y nos permite entender porque aún no avanzamos, cuáles son las debilidades y no para simplemente saberlo sino para empezar a actuar, porque si esta experiencia nos permitió conocer y entender, ahora en nuestras manos está actuar para cambiar”. Voluntaria de Tambogrande

SEA (Servicios educativos: El Agustino)

“La experiencia de trabajar con SEA fue muy grata. Conocimos una institución con bastantes potencialidades y que a su vez nos permitió realizar un trabajo conjunto para alcanzar varios objetivos. Por un lado, la mejora de la organización referente al ámbito comunicacional, su posicionamiento e identidad corporativa, por otra parte, aprendimos distintos aspectos que van desde conocer y entender el trabajo que tienen instituciones como esta hasta realizar estrategias comunicacionales que se basen en recursos que generen un impacto. En conclusión, fue un trabajo y aprendizaje mutuo que enriqueció bastante nuestros conocimientos y trabajo universitario.” Estudiante de la Pontificia Universidad Católica del Perú

“La experiencia fue sumamente gratificante porque la propuesta fue bien recibida por ellas y se cumplieron los objetivos planteados. Ellas refirieron que habían asistido a muchos talleres antes pero que era la primera vez que conversaban sobre cómo se sentían y que eso las había aliviado. Me gustó poder brindarles la posibilidad de que cuiden de ellas mismas y, sobretodo, me gustó escucharlas porque se trata de mujeres íntegras y empoderadas que dedican su vida a ayudar a su comunidad, lo que me enseñó muchas cosas. Por ese motivo, me encantaría volver a participar de alguna actividad voluntaria y se lo recomiendo a quienes estén dispuestos a dedicar parte de su tiempo para hacer lo que pueda por aportar algo a la sociedad en la que vivimos. Hay mucho por hacer y todos podemos participar desde donde sabemos hacerlo”. Psicóloga clínica

RUWASUNCHIS

“Entonces decidimos participar, y nos dimos cuenta que no éramos los únicos “locos” en el Perú que pensaban en dedicar tiempo, conocimientos y esfuerzo, a aquellos catalogados por el INEI como personas en condición de pobreza, aunque a mi parecer no creo que esté bien utilizado el término. Es cierto que sus condiciones de vida están por debajo de lo aceptable para vivir pero ¿podríamos llamar pobres a aquellos que sin conocerte te reciben con mucha alegría?, o a ¿aquellos que sólo necesitan que volteemos a mirarlos y darles las herramientas necesarias para poder cambiar su futuro?”. Colaborador de la organización

CHS Alternativo

"Lo que me motivó ser voluntaria de CHS Alternativo fue mi interés en conocer el tema de trata de personas y las ganas de trabajar directamente con las personas afectadas por esta problemática. 

Durante 3 meses pude conocer más a fondo este problema que afecta a niños, niñas, adolescentes y mujeres en una mayor proporción. Mi experiencia en uno de los proyectos me hizo ampliar mis perspectivas y contar con mayores ideas para mi trabajo a futuro como profesional comprometido con el cambio social y la promoción de una conducta de respeto a los derechos humanos. 

La calidez de las personas que forman parte de la organización y su compromiso con el trabajo considero fue muy satisfactorio y enriquecedor. Actualmente sigo formando parte de la organización, hace tres meses dejé de ser voluntaria y ahora formo parte del equipo de uno de sus proyectos". Voluntaria peruana

BESTBUDDIES

“Best Buddies has been an outstanding situation for my developmentally delayed grandson. He has SO much anxiety going to high school, after having been badly bullied in middle school. He was made to feel like he had value, brought out of his shell, and he became comfortable with his peers. One of the young men graduated and is in college, but he still communicates with my grandson. My grandson feels, in his words, "normal". My granddaughter will go to high school with her brother in a year. She has different disabilities and abilities and she keeps asking who her Best Buddy will be. What an organization! With our income and debts, we could have never come up with such a program. Many thanks from their family”. Voluntario

Traducción: “Best buddies ha sido una situación fascinante para mi nieto que tiene un retardo en su desarrollo. El tenía mucha ansiedad al ir a a la secundaria luego de haber sido extremadamente atormentado en la primaria. El se convirtió en alguien que sentía que tenía valor, se deshizo de su escudo, y terminó sintiéndose cómodo con sus compañeros. Uno de sus compañeros se graduó y está en la universidad, pero sigue manteniendo comunicación con mi nieto. Ni nieto se siente, en sus propias palabras, “normal”. Mi nieta irá a la secundaria con su hermano en un año. Ella tiene diferentes habilidades y continúa preguntándose quién será su Best Buddy. Qué organización! Con nuestros ingresos y dudas, nunca hubiésemos podido llegar a un programa como este. Muchas gracias de parte de mi familia.”

El voluntariado: una forma de construir una nueva sociedad

Este es el último tema de la sesión número tres.

Impacto del voluntariado en la sociedad [1]

Los voluntarios realizan actividades, que a diferencia de otras, tienen una gran repercusión en el ámbito institucional (civiles o del Estado), comunitario (espacio en el que uno se encuentra) e individual (en la vida cotidiana). De esta manera, prevalece una mayor participación en espacios y manifestaciones públicas, así como un mayor énfasis en el conocimiento de procesos políticos y sociales.

Además, de manera específica, los voluntarios han logrado insertarse en espacios en los que ni siquiera el tercer sector (instituciones civiles) ha podido tener amplia influencia o agencia. Por ejemplo, sectores como el de cultura, recreación, servicios sociales y salud.

Algunos autores postulan que el voluntariado como una actividad independiente contribuye a una inmersión o ejercicio de la participación ciudadana. No obstante, otros autores toman al voluntariado como una forma de promoción de la participación ciudadana. Es decir, constituiría una estrategia diferente frente a las actividades políticas tradicionales.

En ese sentido, los voluntarios cumplen con un rol fundamental en la dinámica político-social del país. Esto debido a que construyen una perspectiva más crítica de la realidad social; además, buscan información sobre asuntos, sobre todo, políticos, pero no solo eso, sino que, también, promueven la deconstrucción de estructuras de poder y desigualdad. Por ello, se establecen nuevas relaciones tanto interpersonales como intergrupales. ¿Y cómo se logra esto? Pues desde el voluntariado, porque éste permite un proceso de empatía y comprensión de la situación de otros, lo cual supone una transformación del diálogo, se vuelven horizontales, genuinos y, sobre todo, con un verdadero interés de conocer a los demás.

De esta manera, lo señala también el voluntariado Naciones Unidas: el voluntariado...

“Articula fuerzas, posibilita el intercambio de conocimiento, lecciones aprendidas, ideas, dialogo, etc., aumenta la disponibilidad racional y productiva en el uso de recursos y su captación, unifica agendas, facilita el vínculo entre sectores público, privado y sociedad civil, logra incidencia en la propuesta y construcción de políticas públicas, genera espacios para desarrollar estrategias efectivas”

Entonces, esto significa que el voluntariado va más allá de la acción misma, pues implica un compromiso con nuestra sociedad y un futuro mejor. Si esto es así, aprendamos a reconocerlo, miremos a nuestro alrededor y veamos qué voluntariados hay, qué cambios han generado y si apostaríamos por ser parte de todo ello. ¡Vamos, pensemos! 


[1] Jóvenes, voluntariado y participación democrática, 2011. http://www.propuestaeducativa.flacso.org.ar/archivos/dossier_articulos/55.pdf
Voluntariado y transformación social, 2013.

El voluntariado: una forma de construir una nueva sociedad

Seguimos con la tercera sesión. Aquí en dicha sesión se está tratando dos temas y una entrevista sobre el voluntariado, como se darán cuenta ya se colgó un tema. Respecto a la entrevista se colgará al final de las sesiones.

El voluntariado y sus distintos campos de acción

Los voluntarios realizan sus actividades en múltiples espacios y rubros temáticos. Se puede encontrar actividades cuyo punto focal son trabajo universitario interdisciplinario, niños, promoción de la salud, cuidado ambiental, educación en la participación comunal y/o ciudadana, familia, habilidades diferentes, violencia política, y tráfico y trata de personas. Es decir, un amplio panorama en donde los voluntarios y nosotros mismos, si así lo queremos, podemos participar.

Debido a la gran cantidad de tipos de voluntariado, presentaremos algunos de ellos, los cuales representan cada uno de los puntos focales que hemos mencionado antes, respectivamente. Además, muchos de aquellos voluntariados han sido propiciados por organizaciones civiles, así como el Instituto Bartolomé de las Casas, AFI Perú, SEA (Servicios educativos El Agustino), Aldeas Infantiles, Ruwasunchis, CHS (Capital humano y social) y otros.

Respecto al trabajo universitario interdisciplinario, el Instituto Bartolomé de las Casas es un claro ejemplo de cómo los universitarios pueden hacer uso de sus conocimientos académicos y competencias en beneficio de otras poblaciones. El Programa de voluntariado que manejan se llama Voluntariado Universitario para el Desarrollo (VUD), el cual puede ser ejecutado en Lima (a mitad de año) o a nivel nacional (en verano). En este caso tanto las poblaciones como los objetivos con las que se trabaja pueden ser diversos (niños, trabajadores manuales, colegios, albergues, etc.), por lo que el énfasis es que los universitarios estén dispuestos a todo tipo de trabajo y a contribuir y ser contribuido de la mejor manera posible.

Asimismo, existe una organización civil llamada AFI Perú (Asociación para una feliz infancia), la cual está comprometida con el desarrollo integral de niños y niñas, y adolescentes. Para el caso del programa de voluntariado que han constituido, invitan a cualquier joven que pueda aportar desde su perfil y conocimientos, ayudando así al desarrollo de las distintas competencias y habilidades de los niños y niñas.
Por su parte, la Cruz Roja trabaja en beneficio de la promoción de la salud. Por tanto, su programa de voluntariado se basa justamente en ese principio, a partir del cuidado de los pacientes haciendo uso de la difusión de hábitos saludables y prácticas de primeros auxilios. Así también, difundiendo información a distintas comunidades sobre cómo actuar frente a desastres y también cómo prevenir daños irreparables.

Mientras tanto, también hay colectividades que actúan frente al cuidado ambiental. Una de ellas es la Red de Voluntariado Ambiental Juvenil del MINAM (Ministerio del Ambiente). Esta red la conforman jóvenes cuyo objetivo es acompañar las acciones de organizaciones juveniles que vienen desarrollando acciones para ejecutar sus compromisos de cuidado ambiental y desarrollo sostenible del país. Una vez realizado este acompañamiento, se establecen encuentros entre organizaciones para que se incentive el apoyo y ejecución de sus proyectos.

Otro de los voluntariados encargados de la educación en la participación ciudadana es propiciado por SEA (Servicios Educativos El Agustino), el cual, en principio, brinda asesoría y acompañamiento a equipos u organizaciones ambientales, económicas, de mujeres y demás grupos con la finalidad de que éstos logren el desarrollo que se proponen. Ahora, su programa de voluntariado es que asistan jóvenes que puedan contribuir con las tareas que se realizan, fortaleciendo, así, la participación comunal de la población.

También hay organizaciones que trabajan en beneficio de la consolidación de las familias. Una de esas organizaciones es llamada Aldeas Infantiles, la cual está destinada a la integración de las distintas familias a partir de trabajos directos con madres, padres, familiares extensos e hijos. Para ello, las actividades tienen la característica de enfocarse en proyectos de emergencia familiar, trabajos manuales u oficios, apoyo profesional y técnico, promoción de eventos, labores administrativas y de mantenimiento.

Por otro lado, uno de los novedosos programas que trabaja con habilidades diferentes es llamado Best Buddies. Este programa es americano, pero tiene sedes en Lima. Básicamente es un movimiento mundial voluntario que crea oportunidades para establecer lazos de amistad, integrando el desarrollo del trabajo y el liderazgo, con personas con habilidades diferentes. Así, un voluntario se convierte en un amigo más con quien puede compartir espacios y momentos juntos.

Ruwasunchis, por su parte, trabaja por el desarrollo de capacidades de niños, niñas, adolescentes y madres desplazadas por la violencia política con la finalidad de que tengan una mejor calidad de vida. Esto se logra a partir de uso de prácticas artísticas, culturales, deportivas y cualquier otro tipo de estrategia que uno mismo pueda plantear.

Otra asociación civil es CHS (Capital humano y social), una organización que trata con personas que han sufrido directa o indirectamente la trata de personas, la desaparición de algún ser querido o el tráfico de inmigrantes. En este espacio de toman denuncias, se hacen investigaciones y talleres respecto a los casos presentados.

Otros enlaces:

El voluntariado: una forma de construir una nueva sociedad

Continuamos con la tercera sesión:

III. ¿Quiénes son los voluntarios?

Los voluntarios cumplen con características distintas que los hacen únicos en su práctica voluntaria. Por un lado, éstos trabajan con poblaciones de acuerdo a los objetivos que se tracen en el voluntariado y la dinámica de trabajo a ejecutar. Por tanto, elegirán qué actividad realizar de acuerdo a sus propias aspiraciones y preferencias. En ese sentido, sea el tipo de voluntariado que deseen realizar, éste les satisfará ampliamente porque coincidirá con motivaciones personales. Según algunos estudios que se hizo con voluntarios peruanos, éstos tienen motivaciones que se relacionan con deseos de hacer cambios en su sociedad; defender y apoyar causas benéficas; supervisar y mejorar la calidad de vida de los demás. Además, cuentan con otras necesidades como son la expresión de valores y conocimientos en beneficio de lo que se pretende lograr en la comunidad con la que trabajen.

Existe una amplia gama de voluntarios que contribuyen al establecimiento de formas alternativas de acción social en beneficio de otras personas. Incluso, ya en el 2004 se ha obtenido cifras sobre la cantidad de voluntarios según distintas clasificaciones. Por ejemplo, se ha obtenido que existe una mayor cantidad de voluntarios que se encuentran en un NSE (nivel socioeconómico) medio y medio-alto, mientras que en los otros NSE el porcentaje es ciertamente menor, pero no porque haya una falta de motivación, sino porque la búsqueda de recursos y servicios básicos para vivir se sitúa en un nivel más importante en sus vidas. Por otro lado, también se ha encontrado que los que tienen un mayor nivel educativo son los que mayor participación tienen, así como aquellos que perciben un mayor ingreso. Finalmente, los jóvenes tienen una importante presencia en los voluntariados, pues, por un lado, se les ha reconocido sus nuevas energías, fortalezas e iniciativa y, por otro lado, porque las organizaciones, tanto gubernamentales como no gubernamentales, han reconocido que son ellos los ciudadanos del mañana. Por tanto, se refuerza ampliamente su participación voluntaria en diversas actividades con la finalidad de que ellos contribuyan a los demás y que, a su vez, puedan ser vehículos para romper con la pobreza y la exclusión en base al ejercicio de su liderazgo social y político.

Frente a este panorama, un psicólogo chileno menciona que los voluntarios tienen motivaciones diferentes y que solo un 50% permanece en la actividad, los cuales terminan siendo quienes tengan motivaciones altruistas. Es decir, solo aquellos que en realidad busquen la mejora del otro permanecerán en su objetivo, mientras que otros que iban con otras búsquedas ya no lo harán. Tal es el caso de aquellos a quienes el psicólogo se refiere como los que tienen sensaciones de héroe, es decir, aquellos que pretenden solucionar todos los problemas de las personas, reportando, así, una idea equivocada respecto a lo que es trabajar con otros.

En este sentido, es importante estar atentos respecto a cómo son ejecutados los voluntariados por parte de sus miembros, pues una idea incorrecta respecto al significado que tiene el trabajo voluntario puede distorsionarlo o invalidarlo. Entonces, no descuidemos a nuestros amigos voluntarios y si somos uno de ellos, repensemos cuáles son nuestras motivaciones, qué queremos lograr y cómo lo haremos: ¿imponiendo?, ¿dialogando?, ¿compartiendo? Son estas formas las que nos definen y definirán nuestra labor ciudadana.

Otros enlaces: