Jóvenes emprendedores


Los dejamos con la presentación de nuestra  nueva publicación Jóvenes emprendedores 

Imagen extraída de la web
http://goo.gl/OGZI2
Es común escuchar últimamente la palabra emprendimientos, “soy emprendedor”, “somos emprendedores”, “el Perú es un país de emprendedores”; pero la pregunta es ¿a qué nos referimos cuando hablamos de emprendedores? ¿Emprendedores es sólo un calificativo o es expresión de un fenómeno social? Hay quienes señalan que hay una cultura emprendedora porque se afirma el camino de progreso, de pujanza y de creatividad, sin embargo, otras personas indican que un emprendedor prefiere el progreso individual y no comunitario. Diversos puntos de vista sobre el mismo tema, y considerando que es una expresión o aspiración que resulta interesante para un buen número de jóvenes en el Programa “Acompañando jóvenes que construyen país”, nos pareció importante conocer y reflexionar más sobre el tema.
La presente publicación de la serie Jóvenes construyendo nuestro tiempo intentará abordar este tema desde lo que opinan los jóvenes en la Encuesta Nacional de la Juventud 2011; así mismo se expondrán algunas experiencias que resaltan el desarrollo de capacidades como una forma para lograr mayores oportunidades para salir de la pobreza.
En base a una entrevista realizada al economista Ismael Muñoz, especialista en desarrollo humano, se analiza el fenómeno del emprendimiento. ¿Qué significa ser emprendedor? ¿Por qué somos un país de emprendedores ¿Es el emprendimiento un indicador positivo de nuestra economía, o es acaso una respuesta a falencias que no son cubiertas por nuestro sistema socio- económico? A lo largo del texto se puede ver como el emprendimiento es una respuesta a la falta de oportunidades laborales de nuestro sistema, que se muestra como incapaz de generar el conjunto de fuentes de trabajo modernas y formales que permitirían a la fuerza laboral, jóvenes o no, encontrar un empleo adecuado. Así mismo, el entrevistado hace un bosquejo de nuestra sociedad, y nos muestra la estrecha relación que existe entre la empleabilidad y el desarrollo de capacidades en las personas. Dichas capacidades, nos recuerda, sólo podrán ser desarrolladas si existe un entorno social seguro; es decir, un entorno social que permita a las personas llegar a los objetivos que buscan.
Luego, Daniel Sánchez Velásquez, abogado egresado de la PUCP, explica en un artículo cómo el desarrollo económico puede ser para un sector de la población tan solo un espejismo. La exclusión social y la discriminación se han convertido en problemáticas que afectan la libertad de las personas para poder alcanzar su desarrollo.
Por otro lado, Irene Chamilco nos ofrece un análisis sobre lo que aportan el acompañamiento y el desarrollo de capacidades para lograr la promoción humana de los jóvenes. Ella se basa para estas ideas en el trabajo que viene realizando en Servicios Educativos El Agustino.
Y Ruth Nevado nos presenta las experiencias exitosas de mujeres emprendedoras del distrito de Pueblo Nuevo (Chincha), quienes han logrado dinamizar su economía gracias a las capacitaciones impartidas por el Programa de Capital Semilla, de la ONG Cesal. Con esto queremos demostrar que debe haber una equidad de género en el acceso a la educación y a distintas oportunidades.
Desde el Programa “Acompañando jóvenes que construyen país”, sustentamos que la capacitación que reciban las personas no solamente tiene que ser técnica sino también humana, pues a veces se considera este último factor como secundario, cuando es algo primordial. Por ello, les presentamos una serie de sugerencias metodológicas referidas al trabajo práctico que se podría hacer como acompañantes para fomentar una actitud emprendedora, que les servirá tanto a los jóvenes que ya trabajan como a los que quieren iniciarse en su vida adulta.