Dinámica: Construyendo el Bien Común



Objetivos: Crear conciencia sobre la importancia de la participación política de los jóvenes



Desarrollo: El animador/a propone: “vamos a hacer una máquina y todos/as somos parte de ella”. Cada grupo pequeño debe construir una máquina que produzca el bien común para los hombres. Esta máquina debe ser lo más creativa posible, además tener en cuenta que la utilizarán jóvenes.



Una vez que tengan la idea deben escenificar como funciona la máquina utilizando el cuerpo. Es importante que todo el grupo participe en la escenificación.

Luego en una plenaria se presentan todos los grupos y el animador realiza las siguientes preguntas al grupo

  • ¿Cómo se tomó la decisión de la máquina a construir?
  • ¿Cómo te sentiste con tu aportación a la máquina?.
  • ¿Crees que los jóvenes utilizarían ésta máquina? ¿Por qué?
  • ¿Es posible el bien común en la sociedad?
  • ¿Los jóvenes deberían participar en política?

Un Saludo por Navidad

Desde el CEP y el programa "Acompañando Jóvenes que construyen País" les deseamos una Feliz Navidad especialmente a todos a los acompañantes y jóvenes que nos visitan en nuestros blogs y ahora nuestra página web.

Entrevista a Rolando Ames: "Me llaman para que reparta propaganda" (4/4)

¿Que papel cumplirán los jóvenes en estos próximos procesos electorales?


Muy importante cuantitativamente porque el voto joven es una proporción muy alta, pero es una suma de individuos, no es “la juventud”.


En los 90 había la queja de los jóvenes “yo soy participante de aquel partido pero solo me llaman cuando hay elecciones” y , para que pegue afiches, y no me llaman para otra cosa. Creo que la participación política de los jóvenes, no se ve; la débil participación o casi la nula participación no es un problema de jóvenes, es casi la expresión de la debilidad de la política, no hay canales, creo que hay una sensibilidad, creo que estamos tan mal en ese aspecto que quizás estamos llegando a un piso. Estamos llegando tan abajo que ya ahora, a diferencia de hace unos años que yo sentía que los jóvenes no participaban y se sentían muy felices de no participar - para una capa de jóvenes las cosas progresaban y a ellos les iba mejor, entonces para qué la política-, creo que ahora en cambio, la gente empieza a no solo requintar de que la política va mal, si no empieza a darse cuenta que habría que mejorarla, ese elemento es quizá el elemento reciente y más positivo que yo encuentro hoy.

¿Cómo influiría esta percepción de los jóvenes, en la construcción de la democracia?


Diría que los jóvenes son siempre muy sensibles. El discurso tiene algo que ver con la acción, con la realidad, con la práctica. El joven es muy sensible y creo que hay una demanda de coherencia incluso detrás del rechazo y la burla de los políticos. Entonces en ese sentido sí creo que la juventud siempre es como el factor sano de la sociedad para que de algún modo denuncie o por lo menos exprese lo malo y bueno. Yo sí creo, y que me parece muy interesante la última elección municipal en Lima, la simpatía de los jóvenes por Susana, porque creo que más allá de sus expresiones políticas específicas de Susana Villarán, siendo ella una persona mayor, es una persona muy expresiva de autenticidad, dice lo que piensa y se sale de las formas más establecidas, y eso es exactamente la demanda de los jóvenes. Podría ser que tengamos en el futuro próximo ojala varios personajes políticos que conecten con esa sensibilidad política.

Imagen extraída de: http://www.cverdad.org.pe/lacomision/nlabor/images/f-ames.jpg

Entrevista a Rolando Ames: "El gran riesgo hoy es la pasividad" (3/4)

¿Cuál sería entonces un aspecto importante para trabajar con los jóvenes respecto a su participación ciudadana?

Yo diría que el joven comprenda algo de por qué la sociedad es como es; no hay posibilidad de buen desarrollo personal si tu no ubicas el medio en dónde estás, del por qué son las cosas. El gran riesgo hoy es la pasividad, entonces, como encuentras las cosas tan complejas y tantos asuntos de interés a la vez, tomas lo que tienes más a mano y como todo el mundo tiene a mano cosas simpáticas -hoy en eso es un progreso el Internet te puedes pasar un día entero- entonces eres pasivo y creo que es el riesgo mayor.

El joven necesita usar su cabeza, usar su intuición; digamos, construirse como sujeto pero como persona, empero, al construirse como sujeto y como persona entonces va a ser crítico y va a decir por qué las cosas son así, es por eso que él mismo va ir esclareciendo las alternativas y ligando su progreso con una cierta mejora social creo si esa conexión se hace, la calidad de la vida personal mejora.

La propaganda comercial que hoy día nos invade, es una propaganda que dice “busca lo tuyo”, “vive aliviado”, “mejor que nadie se meta contigo”, “que venzas a todos los demás en todas las competencias”. Creo que esa es la filosofía práctica que hoy día predomina y creo que el reto del joven es que se dé cuenta que los están programando a una forma de comportamiento que no necesariamente lo favorece a él, sino que favorece, por ejemplo, a toda la oferta de productos de consumo que se le ofrece como los medios para ser feliz. Más aún todo está pautado en los medios, entonces hoy algunos jóvenes poseen ideales de vida que se alejan de pensar en buscar el bien común de la sociedad.

Por lo tanto, esa capacidad crítica personal es por ahí por donde los jóvenes podrían ir encontrando el sentido de la ciudadanía.

Entrevista a Rolando Ames: Este es un país donde no es cierto que se desconocen las leyes (2/3)

¿Nos podría hacer un comentario sobre la cultura cívica en el país en relación a la juventud?


Yo creo que el joven, lo que encuentra ahora es la pluralidad de códigos de comportamiento. Este es un país donde no es cierto que se desconocen las leyes, es decir, la gente conoce las leyes más de lo que parece, lo que pasa es que no obedece las leyes, porque no le es rentable obedecerlas; puede lograr objetivos desobedeciendo las leyes u obedeciéndolas a medias. Yo creo que mucho de la cultura cívica peruana puede ser una cultura de la adaptación a circunstancias cambiantes, entonces, puedes ir a un lugar o hacer alguna actividad donde las cosas legales funcionan bien, y te pegas a la legalidad; pero puedes ir a otro lugar u otra actividad donde la coima es un hábito, la inseguridad es muy grande y tú tienes que jugar de una determinada manera para protegerte, sea legal o no. Pienso que esa marca de algo así como dobles; lo que algunos llaman cultura cívica no sólo tienen orígenes distintos sino que los códigos de conducta son distintos. Cuando yo empecé a encontrar los libros piratas tuve una impresión fuerte de esta dualidad.


Mi padre era librero -para mi el libro es algo muy valioso- de repente me encontré con una novela de éxito en ese momento y simplemente vi que valía tan barato que me llamó la atención, era la primera vez que me topé con un libro pirata, entonces empecé a mirarlo pensando que era una parte del libro por eso era tan barato; pero no. Entonces ahí me di cuenta que esto es lo más habitual. En todos los terrenos tienes esa superposición, esa dualidad o a veces trío o cuatri superposición de productos o formas de acción, creo que eso hace o es nuestro modo de vivir; y creo que integrarnos no es solo integrarnos entre desconocidos o entre sectores diversos, sino también empezar a esclarecer nuestras formas de trato y llegar a formas de trato más unitarias. Pero eso es un proceso macro y largo al que hay que dar respuestas.


Ustedes son educadores de jóvenes y creo que hoy, hay que acompañar al joven en esta especie de selva de pautas y es muy importante la compañía allí para que la persona sobreviva.

Imagen extraída de: http://www.cverdad.org.pe/lacomision/nlabor/images/f-ames.jpg

Dinámica para el trabajo

Interpretar símbolos

Objetivo:
Descubrir lo que un grupo piensa sobre ciudadanía.

Descripción: El coordinador inicia la tarea motivando sobre la importancia de expresarse no sólo con conceptos sino con símbolos.
Se pide a los participantes dibujar un símbolo sobre el tema que interesa (“¿qué significa para mí ser ciudadano en el Perú?/¿qué diferencia hay en ser un ciudadano joven?...”). 20 minutos.
En grupos de 6 a 8 personas interpretar los símbolos así: quien desee muestra su dibujo; los demás tratan de interpretarlo (no sólo de “adivinar”).

Finalmente la persona que mostró el dibujo da su interpretación y así los demás. (30 minutos).

Cada grupo dibuja su símbolo tratando de recoger los elementos simbólicos e interpretativos más repetidos o significativos. (20 minutos).

Extraído de: http://www.scribd.com/doc/28104640/Dinamicas-para-Grupos

Dinámicas para trabajar en grupo

Discriminación

- Materiales:

Rectángulos de papel blanco como para colocar en la frente de las personas. En cada rectángulo se escribe un rol o papel desempeñado por los diferentes individuos dentro de la sociedad, de tal manera que cada participante tenga el suyo. Por ejemplo: ladrón, cura, maestro, médico, policía, juez, político, madre, economista, drogadicto, adolescente, enfermera, cartonero, etc.

- Tiempo:

30 a 45 minutos

- Consigna:

Los participantes se colocan en círculo, mirando hacia fuera y el/los coordinado/es van pegando con cinta adhesiva, cada papel escrito en la frente de cada uno de los integrantes del grupo, los que tendrán que quedarse en su lugar, sin mirar al compañero, hasta que todos tengan su rol. Una vez finalizada esta etapa se les pide que interactúen entre todos sin hablar, registrando lo que van sintiendo en cada acercamiento.


extraído de: http://www.scribd.com/doc/28104640/Dinamicas-para-Grupos

Entrevista a Rolando Ames: Problema mayoritario del joven hoy es la calidad de la educación y del empleo (1/3)

¿De que manera podemos ejercer prácticas democráticas en la vida cotidiana?

En el caso de la democracia en la vida cotidiana es un elemento fundamental, es decir solo la

gente que tiene experiencias positivas de ser escuchado en la vida cotidiana, de participar en espacios abiertos donde puede expresarse o donde hay un cierto respeto a reglas de juego, es gente que se interesa por que haya democracia a niveles más macro. Si la gente no tiene la experiencia de participación democrática a nivel micro, menos va a estar interesada en que eso exista a nivel mayor; ni se plantea el problema, es lo que ocurre con las mayorías pobres y no pobres también del país.

¿Qué implica ser ciudadano joven en el Perú?

Creo que implica, primero, una situación diversa, como diversa es la sociedad. Las elecciones 2006 mostraron que se podía votar por posiciones muy diferentes. En este momento, las elecciones municipales y regionales vuelven a repetir lo mismo, es decir, hay sectores de la sociedad peruana que creen que la situación actual no es mala, que en todo caso estamos progresando lento, mal, con problemas, pero peor sería tratar de hacer cambios demasiado profundos. Hay otro sector del país que al contrario, dice, lo que falta es hacer cambios profundos y probablemente con la elección de Lima acaba de demostrarlo, eso no quiere decir que sean partidarios de gobiernos autoritarios, radicales, pueden ser partidarios de un proceso de cambio fuertes, pero como más procesales en la imagen que ha podido demostrar Susana Villarán, por ejemplo. Creo que ser ciudadano joven es estar en medio de ese tema.

El problema mayoritario del joven hoy es la calidad de la educación y del empleo y creo que esos son los asuntos desde los cuales los jóvenes viven la sociedad y viven la política. Entonces, pienso que ser ciudadano no es todavía una experiencia positiva para buena parte de la juventud porque siente un estado ineficiente, en que las cosas no caminan, donde el ser ciudadano no es un valor efectivamente experimental.

Cuadro extraído de: Instituto de Opinión Pública-PUCP. Encuesta de Opinión en Lima Metropolitana – Agosto 2010