¿Qué está haciendo el Estado?

Ley de Fomento del Empleo - Decreto Legislativo Nº 728

“Lo que el Estado busca con esta ley es proteger a sus pobladores, especialmente a los sectores juveniles, contra el desempleo y el subempleo (…)”

La abogada Liliana Seminario, egresada y profesora de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (UNIFÉ) y socia del Estudio Beltrán & Seminario Abogados, nos explica y comenta acerca de la Ley del Fomento al Empleo en relación a los jóvenes. Ella cuenta con estudios completos de maestría en Derecho Civil con mención en Derecho de Familia.

¿En qué consiste la Ley de Fomento del Empleo?
La Ley de Fomento del Empleo busca establecer la política nacional del empleo, a través de la creación de una normatividad que promueva que los peruanos tengamos igualdad de oportunidades para acceder a una ocupación útil.

¿En qué puntos se centra esta normativa para lograr la igualdad de oportunidades?
Lo que el Estado busca con esta ley es proteger a sus pobladores, especialmente a los sectores juveniles, contra el desempleo y el subempleo, en cualquiera de sus manifestaciones. Por este motivo, se marca una serie de objetivos entre los que destacan el acceso masivo al empleo productivo a través de programas especiales de promoción del empleo; el mejoramiento de los niveles de empleo adecuado en el país; y el fomento de la capacitación y formación laboral de los trabajadores, como un mecanismo de mejoramiento de sus ingresos y la productividad del trabajo.

¿Qué acciones específicas se relacionan con el trabajo de los jóvenes?
Respecto a los jóvenes específicamente, la Ley de Fomento del Empleo conjuntamente con la Ley de Modalidades Formativas Laborales, considera tres tipos de contratos y/o convenios: el de formación laboral juvenil, el de prácticas pre-profesionales y el de aprendizaje. La finalidad de estos contratos y/o convenios es capacitar a los jóvenes en su primera formación para el desempeño posterior de una actividad laboral; cabe aclarar que no son considerados como la prestación de una actividad laboral en sí.

¿La Ley se está aplicando en la actualidad?
Sí se está aplicando, lo veo constantemente en la universidad (UNIFÉ) y cada vez son más los convenios de prácticas pre-profesionales y de prácticas profesionales que llegan para la firma correspondiente. En esos convenios, se garantizan algunos derechos de los estudiantes o egresados como son, por ejemplo, el pago de una remuneración mínima cuando las labores son desarrolladas a razón de 30 horas semanales (es el tiempo máximo de prácticas permitidas), el pago de un seguro contra enfermedad y/o accidentes, el descanso de 15 días cuando las labores desarrolladas superan el año, entre otros derechos.
Asimismo se debe tener en cuenta que estos contratos y/o convenios, una vez firmados, son llevados al Ministerio de Trabajo y ahí quedan registrados; teniendo dicho Ministerio la autoridad para supervisar estas labores.

¿Qué resultados se ha obtenido hasta el momento?
A mi parecer, el resultado de la aplicación conjunta de leyes es bueno porque se trata de regularizar situaciones que antes estaban un poco en el aire. Ahora los jóvenes están más amparados por la normatividad y se les otorga, mediante la firma de contratos y/o convenios, la posibilidad de empezar a formarse a muy temprana edad universitaria (un quinto ciclo por ejemplo, en el que la estudiante ya adquirió algunos conocimientos de su especialidad). De esa manera, pulen esos conocimientos de acuerdo a su experiencia con la realidad y culminan sus estudios universitarios capacitados para asumir los retos propios de una actividad laboral profesional exitosa.
Lo que sí debemos tener muy en cuenta es que el Ministerio de Trabajo y todos en general debemos velar porque estas modalidades realmente alcancen la meta de formar profesionales y que no sea una forma de encubrir el subempleo pagando una remuneración mínima.

¿A partir de qué edad es legal trabajar en el Perú?
Nuestra Constitución ampara el trabajo realizado por los adolescentes -desde que el ser humano cumple los doce años de edad con algunas restricciones en cuanto al tipo de labores indicadas en el Código de Niños y Adolescentes- y garantiza modalidades y horarios escolares especiales que permitan a los niños y adolescentes que trabajan, asistir regularmente a sus centros de estudio.

¿Existe alguna normatividad que regule qué funciones y en qué condiciones puede trabajar un menor de edad?
El Código de los Niños y de los Adolescentes, en su normatividad, establece particularidades al respecto; algunas de ellas son:
-El Estado reconoce el derecho de los adolescentes a trabajar, siempre y cuando no exista explotación económica y su actividad laboral no implique riesgo o peligro; que no afecte su proceso educativo o sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.
-Los adolescentes requieren autorización para trabajar, salvo en el caso del trabajador familiar no remunerado.


¿Qué requisitos se toma en cuenta para autorizar el trabajo de menores?
Son requisitos para otorgar autorización para el trabajo de adolescentes:
a. Que el trabajo no perturbe la asistencia regular a la escuela
b. Que el certificado médico acredite la capacidad física, mental y emocional del adolescente para realizar las labores. Este certificado será expedido gratuitamente por los servicios médicos del Sector Salud o de la Seguridad Social
c. Que ningún adolescente sea admitido al trabajo sin la debida autorización.
Se presume que los adolescentes están autorizados por sus padres o responsables para trabajar cuando habitan con ellos, salvo manifestación expresa en contrario de los mismos.


¿Qué otras condiciones resaltantes deberíamos conocer?
Algunas de las más importantes son:
-El trabajo del adolescente entre los doce y catorce años no excederá de cuatro horas diarias ni de veinticuatro horas semanales. El trabajo del adolescente, entre los quince y diecisiete años, no excederá de seis horas diarias ni de treinta y seis horas semanales.
-El Juez podrá autorizar excepcionalmente el trabajo nocturno de adolescentes a partir de los quince hasta que cumplan los dieciocho años, siempre que éste no exceda de cuatro horas diarias. La jornada se realiza entre las 19:00 y las 07:00 horas. Fuera de esta autorización queda prohibido el trabajo nocturno de los adolescentes.
-Se prohíbe el trabajo de los adolescentes en subsuelo, en labores que conlleven la manipulación de pesos excesivos o de sustancias tóxicas y en actividades en las que su seguridad o la de otras personas estén bajo su responsabilidad.
-El adolescente trabajador no percibirá una remuneración inferior a la de los demás trabajadores de su misma categoría en trabajos similares.
-El derecho a vacaciones remuneradas pagadas se concederá en los meses de vacaciones escolares.
-Los adolescentes que trabajan en el servicio doméstico o que desempeñan trabajo familiar no remunerado tienen derecho a un descanso de doce horas diarias continuas. Los empleadores, patronos, padres o parientes están en la obligación de proporcionarles todas las facilidades para garantizar su asistencia regular a la escuela.
-Los adolescentes que trabajan bajo cualquiera de las modalidades amparadas por esta Ley tienen derecho a la seguridad social obligatoria, por lo menos en el régimen de prestaciones de salud.


¿Qué abusos en contra de sus derechos laborales sufren los jóvenes con mayor frecuencia? Considero que los mayores abusos se producen en las jornadas laborales, es por eso que la Ley de Modalidades Formativas Laborales, Ley Nº 28518, marca la jornada laboral de los jóvenes que se encuentren en formación.
Adicionalmente a ello, considero que también se comete un gran abuso con las remuneraciones de los jóvenes, esta ley marca que la remuneración debe ser no menor a una remuneración mínima vitral (550 nuevos soles) por una jornada máxima de trabajo, de acuerdo a la categoría.

¿Qué mecanismos existen para prevenirlos o contrarrestarlos?
Anteriormente, no había un control de las jornadas de labores y los empleadores hacían gran abuso de ello, pero como ahora todo convenio laboral tiene que ser presentado en el Ministerio de Trabajo para su aprobación, entonces muchos empleadores se han visto obligados a respetar los horarios laborales; sin embargo debemos considerar que siempre hay quien hace caso omiso a la ley. El incumplimiento trae consigo la respectiva multa para el empleador, ya que los inspectores laborales siempre están pendientes de estas infracciones.


¿Cuál es su opinión acerca de la problemática general que se sufre en el Perú respecto al aspecto legal del trabajo juvenil?
Lamentablemente, vivimos en un país en donde las leyes no son respetadas por un buen número de personas, pues siempre encontraremos a jóvenes que sufren algún tipo de maltratos, vale decir, en el trato personal, en el pago de sus remuneraciones, en las jornadas de trabajo, ya que el empleador generalmente busca descontarle al trabajador o incrementarle trabajo que tiene que cumplir en el día, etc. Todas esas actitudes, en gran escala, llegan a ser un problema general.
Si tan sólo tomáramos conciencia de que los jóvenes son el futuro de nuestro país, que serán ellos quienes nos reemplazarán, entonces nos daríamos cuenta que deben ser tratados como en un futuro nosotros mismos queremos que nos traten, respetando sus derechos y respetándolos como seres humanos que son, y que la inexperiencia que tienen hoy nosotros la tuvimos en su momento. Debemos ayudarlos e inculcarles valores y no denigrarlos para lograr hacer de ellos hombres de bien, ya que son quienes sacarán adelante, en un futuro, al Perú. Nuestros jóvenes son la fuerza y el mañana de nuestro país.

** al costado derecho de este blog, en la sección "Artículos interesantes sobre el trabajo en el Perú" encontrará el PDF de esta ley.


Para poder entender mejor este avance puedene encontrar un video que ejemplifica esta ley http://www.youtube.com/watch?v=_Ol-kNs1nRE